ortodoncia quirúrgica

¿Cómo funciona la ortodoncia quirúrgica?

ortodoncia quirúrgica

La ortodoncia es aquella que soluciona los problemas que tenemos con los dientes, así como su reposición correcta en la boca. Cuando hablamos de ortodoncia quirúrgica, también conocida como cirugía ortognática, nos referimos a aquella que trata las irregularidades de la mandíbula como el masticar, hablar, respirar, así como también mejorar la estética facial. Es decir, es aquella que endereza la mandíbula del paciente.

Hay que tener en cuenta, que al mover las mandíbulas, también movemos los dientes, puesto que los apoyos siempre llevan a cabo una conjunción con la corrección de la mandíbula. Esto asegura que sus dientes estén en la posición correcta después de la cirugía.

Este tratamiento dental está dirigido para aquellos pacientes que efectúan mordidas inadecuadas por su mala posición de la mandíbula, aunque también se pueden someter a esta cirugía las personas que tienen inquietudes acerca de su estética facial.

Señalar que, el crecimiento de la mandíbula se efectúa a partir de los 16 años en niñas y a partir de los 18 en niños, por lo que dicho crecimiento tiene que haber finalizado para poder realizar la ortodoncia quirúrgica.

La duración del tratamiento quirúrgico suele estar comprendido entre los 6 y 18 meses y en este periodo de tiempo utilizará aparatos dentales que se irán ajustando a las necesidades de cada paciente al visitar al ortodoncista.

Es común llegar a pensar que la mordedura de las personas que se someten a la ortodoncia quirúrgica esté empeorando, sin embargo, cuando las mandíbulas se colocan en alineación durante la cirugía, observaremos que los dientes cabrán en sus posiciones correctas.

La cirugía suele durar varias horas, dependiendo del paciente y el tipo de ortodoncia quirúrgica. El procedimiento consiste en la cirugía inferior, la mandíbula detrás de los dientes se separa y los dientes que sirven de soporte se mueven hacia delante o hacia atrás, según sea necesario en cada caso. Por otro lado, en la cirugía superior, el maxilar se coloca de nuevo hacia atrás o hacia delante o se puede subir o bajar, según las necesidades concretas de cada paciente.

Una vez se haya completado la ortodoncia quirúrgica, el paciente puede volver a su vida diaria a las dos semanas. Un tiempo de recuperación necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies