disfunción temporomandibular,

Disfunción de la articulación temporomandibular

disfunción temporomandibular,

La articulación temporomandibular es aquella que une la mandíbula con el lateral de la cabeza y es de vital importancia, puesto que es aquella que se encarga principalmente del habla y de la masticación, entre otras funciones.

En algunas personas, el problema reside cuando la articulación temporomandibular no se encuentra en su posición correcta, por lo que no funciona con normalidad y de ahí la disfunción que afecta a los músculos ligados a ella, provocando numerosos problemas en los pacientes, como la tensión, fuerte dolor de cabeza o inflamación.

Causas

Las causas de una disfunción de la articulación temporomandibular puede venir ocasionada por múltiples variables, como el bruxismo, el estrés, contractura en los músculos, tensión, una mala forma al morder etc.

Muchos pacientes, cuando acuden a la consulta, se preguntan a qué se deben los chasquidos al abrir la boca, un desgaste pronunciado en los dientes, dolor de cabeza, que a veces no asocian con este problema, tensión muscular en la zona afectada o mal despertar con dolor en la mandíbula. Estos son algunos síntomas que nos hace detectar la existencia de la disfunción temporomandibular.

En ciertos casos, la situación se puede agravar mucho más, incluso afectando al habla del paciente o al ingerir alimentos. Esto viene ocasionado por el dolor crónico, pérdida de movimiento en la mandíbula, zumbidos en el oído, sensación de rigidez en los músculos, dolor permanente en la zona afectando al oído, el cuello, o incluso el ojo.

¿Sabías que aproximadamente más del 30% de la población se ve afectada por la disfunción de la articulación temporomandibular?  

Sin embargo, el tratamiento de la disfunción de la articulación temporomandibular dependerá de la situación de la persona afectada en cada caso. En general, se suele abordar el problema del dolor, que es la causa principal por la que las personas acuden a la consulta. Puede ser tratada con férulas de desprogramación muscular o con fisioterapia, pero en otros casos más específicos se suele abordar desde el origen del problema.

Es muy importante cuando se padece esta patología, favorecer el descanso y el reposo, tanto de la articulación concreta, como de las estructuras asociadas y del organismo en general. A veces, será necesario el usar antiinflamatorios y analgésicos para aliviar el dolor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies